Una bodega de corazón: vinos salteños con sabor campesino

En El Divisadero podrás ser uno más entre los surcos del viñedo. Ven a visitarlos!

Somos una red cooperativa de familias, de tradición diaguita calchaquí, de la provincia de Salta. Pequeños productores agropecuarios y artesanos que vivimos en el campo y decidimos abrir nuestras puertas al turismo rural comunitario. Desde 2004 buscamos autogestionarnos a través de los ingresos genuinos del turismo responsable y los principios de la economía social, el respeto a la diversidad y la equidad con identidad.

Te convocamos ahora a vivir una experiencia única con campesinos, alojamiento rural en casas de familia de nuestra comunidad, gastronomía típica, artesanías diversas, aprendizaje de oficios artesanales y caminatas. Nuestra propuesta es que te unas a nuestras vidas por unos días, te sumes a nuestras actividades cotidianas, a compartir oficios agropecuarios y artesanales, a sentarse a dialogar y a permitirnos compartir una verdadera experiencia de intercambio intercultural en plena naturaleza.

En este caso te invitamos a la comunidad de El Divisadero, a la casa familiar de Miguel.

Miguel Ángel Terraza es un dirigente activo de su comunidad, que lucha a favor de la agricultura familiar y el buen vivir del campesinado local. Es elaborador del vino casero «Solín Terraza», que ha ganado varios premios nacionales. También su esposa Patricia, elabora dulces y mermeladas artesanales. La finca familiar cuenta con casi 2 hectáreas con árboles frutales y sobre todo, viñas de varietales Malbec, Cabernet y Torrontés y una bodega nueva. Este vino es elaborado por Miguel de manera minuciosa y dedicada y su nombre rinde homenaje a su padre, pionero del vino artesanal y campesino de pura cepa. El visitante puede aprender el oficio, alojarse en la comunidad y recorrer viñas, paisajes serranos y conocer esta bodeguita familiar. El viajero aquí puede conocer en profundidad las técnicas vitivinícolas, degustar los vinos criados en casa, participar de su elaboración o de su embotellado o etiquetado o simplemente, pasear bajo las viñas o almorzar en compañía de la familia dueña de casa.

En el Divisadero todos contamos con servicio de agua para consumo, senderos señalizados y buena señal de telefonía celular. No contamos con servicio de electricidad, aún, por lo que las estrellas y las velas completan la magia del lugar.

Una experiencia que no olvidarás

Algo más sobre nosotros

 

Galería de fotos